26 octubre 2013

Muffins para Halloween




Cuidado, que se escapan!!!
Conseguí atrapar una!!
Me encanta la celebración del día de Halloween aún siendo una fiesta originaria de costumbres celtas y llevada a lo más alto por los estadounidenses, creo que empaparse y aceptar lo bueno de otros lares siempre es positivo, sobretodo en lo que a fiestas se refiere. Me encanta a pesar de no haberla vivido en mi infancia, pero me gusta sobre todo por ver la cara de todos los niños y la afinidad que tienen con el miedo en esta noche tan particular en la que toca disfrazarse y ver una buena película de miedo.


Comienzo este Pre-Halloween preparando unas arañas con base de muffins de arándanos. Es mi primera vez. La primera vez que me pongo a decorar con fondant. Reconozco que me ha resultado un poco difícil trabajarlo y sobre todo teñirlo, pero es estupendo porque recuerda a la plastilina pero bueno a fuerza de práctica se irá mejorando. Aún así estoy contento con el resultado.

La idea es del blog Anitacocinitas, tiene unas creaciones estupendas y muy bien hechas para esta celebración, no dejeís de visitarlo.

  • Magdalenas o muffins (he utilizado como base esta receta de muffins de arándanos)
  • Fondant negro si lo podeís conseguir, sino blanco y colorantes
  • Mermelada de arándanos o cualquier otro sabor que os guste
  • Lacasitos de colores
  • Papel de horno o silpat
  • Gel de chocolate para decorar los ojos
  • Regalíz en tiras para las patas

Comenzamos pintando los muffins con un poco de mermelada para que el fondant se adhiera mejor y queden más jugosos.

Si el fondant es blanco, no teneís colorante negro podeís recurrir a  mezclar la misma cantidad de colorante azul, amarillo y verde y os quedará un color bastante oscuro.

Extender un pliego de silpat y sobre éste añadir azúcar glass o maicena. Disponer el fondant y encima otro pliego de silpat para mayor comodidad a la hora de trabajarlo. Extenderlo con ayuda de un rodillo lo más fino posible.

Cortar el regalíz a la misma medida (unos 3-4 cm) y clavarlos en los muffins a modo de patas.

Con un molde circular, cortar círculos de fondant y distribuírlos sobre los muffins, intentando dejarlo lo más plano posible, doblando el sobrante hacia abajo.

Humedecer un poco con agua una cara de los lacasitos y poner sobre el fondant como si fueran los ojos. Ahora con el lápiz pastelero pintaremos un puntito en cada lacasito a modo de pupila. Listo, ya tenemos unas arañas terroríficas ( o no) para este Halloween.



Blogging tips