06 diciembre 2016

Elisenlebkuchen #RetoChristmasTimeCdM2016

Elisenlebkuchen

Elisenlebkuchen

as Elisenlebkuchen son una especialidad de pan de jengibre especiado elaborado en Alemania tradicionalmente durante el Adviento y la Navidad, unas auténticas joyas de la repostería que transmiten desde el primer paso de su elaboración, el olor típico de estas fechas y con las que estoy seguro, vais a disfrutar no solo con su aroma, sino también de su sabor tan característico y peculiar al que en casa somos adictos desde hace años. 

Elisenlebkuchen

Las mejores de estas exquisiteces se llaman oblaten-lebkuchen (pan de especias y oblea) y provienen de la ciudad de Nüremberg. La Nürnberger Lebkuchen es mundialmente conocida desde que en 1927 los panaderos alemanes la registraran oficialmente como una galleta cuya receta está protegida por las leyes de alimentos de este país y desde el año 1996 es una denominación de origen oficial.
La masa está elaborada con un mayor porcentaje de frutos secos que de harina, y se hornean sobre una oblea delgada que le confiere un crujiente delicioso en claro contraste con la suavidad de la masa. 
Elisenlebkuchen


La tradición y fama de Nüremberg como la cuna original de los Lebkuchen es debida, a que la entonces ciudad imperial, se encontraba  en la intersección de las antiguas rutas de comercio y especias. Ya que la ciudad era uno de los centros de comercio más importantes de Europa, se disponía más fácilmente de especias exóticas como canela, clavo, cardamomo, nuez moscada y almendras

La leyenda del Elisenlebkuchen
Según la leyenda, estos panes tomaron el nombre de Elisabeth, la hija de un pastelero que hacía pan de especias. La historia cuenta que el pastelero quería mucho a su hija, más aún tras haber perdido a su mujer a causa de una enfermedad. Un día su querida hija también enfermó.
Ningún doctor era capaz de curarla y el pastelero estaba profundamente angustiado. En su desesperación, y sabiendo el gran valor que tenían las especias orientales, creó un Lebkuchen especiado exclusivamente para su hija. No utilizó harina, solo los mejores ingredientes de los que disponía en esos momentos. Elisabeth comenzó a comer el pan especiado horneado por su padre, ganó fuerza y se recuperó. Desde entonces, los Lebkuchen más finos y exquisitos llevan su nombre.  


Elisenlebkuchen

El uso de la oblea
La oblea, que originalmente se elaboraba para la Santa Misa, pronto sirvió a los panaderos de los monasterios en la Edad Media como base en la preparación de estos panes especiados. Gracias a la oblea los panes de especias no se pegaban a la plancha del horno y se podía disfrutar de ellos en todo su esplendor.
La obleas que he utilizado eran bastantes grandes, así que las he ido cortando con un cortapastas metálico de 6 cm de diámetro. 


Elisenlebkuchen

Lebkuchengewürz
Son las especias tradicionalmente utilizadas para la elaboración del pan de jengibre y tanto en Alemania como en otros países centroeuropeos, forman parte de muchas elaboraciones navideñas. Sin duda alguna la combinación de estas especias una vez machacadas en mortero huele completamente a Navidad. Yo la preparo con la proporción que os detallo abajo y guardada en un frasco hermético, se conserva perfectamente para otras recetas que ya hice anteriormente como Früchtelebkuchen o las exquisitas Galletas de chocolate y especias 

✓ 2 clavos de olor
✓ 2 cucharadas de jengibre molido
✓ 1 cucharada de canela molida
✓ 1/2 cucharadita de nuez moscada
✓ 6 granos de anís estrellado
✓ 4 semillas de cardamomo
✓ 1/2 cucharadita de pimienta de Jamaica
un poco de ralladura seca de naranja o limón

Añadir todas las especias en un mortero y majar hasta conseguir una mezcla extraordinariamente aromática.

Elisenlebkuchen


Ingredientes:(12 uds de 9 cm de diámetro)
Para la masa
180 gr de azúcar moreno
2 huevos
2 cucharaditas de lebkuchengewürz 
2 cucharadas soperas de ron oscuro
6 gr de levadura química
25 gr de mazapán amargo
2 cucharadas soperas de coco rallado
1/2 cucharadita de ralladura picada muy fina de limón
125 gr almendras crudas molidas
125 gr avellanas crudas molidas 
50 gr de naranja confitada
50 gr de limón confitado
50 gr de harina
45 gr de azúcar avainillado
Obleas para poner de base
2 cucharadas soperas de Kirchs (licor de cerezas) 


El mazapán que he usado, lo he comprado en Lidl y tiene un sabor algo más amargo que el que solemos hacer en nuestro país, ya que está elaborado con almendras amargas. No obstante, podéis recurrir al clásico mazapán o incluso añadir troceadas las figuritas de mazapán que inundan los mercados en estas fechas.

Para la decoración
Cobertura de glasa
✓ 150 gr de azúcar glas
✓ 15 gr de mantequilla
✓ 3 cucharadas grandes de zumo de limón

Cobertura de chocolate
✓ 75 gr chocolate de repostería
1 cucharada de nata de cocinar
1/2 cucharada de margarina

Elisenlebkuchen


Elaboración:
Calentar una sartén y tostar en ella, sin ningún tipo de grasa, las almendras y las avellanas molidas, hasta que se doren levemente.

Retirar del fuego, añadir la harina, las especias, el mazapán troceado medianamente fino, el coco rallado, la ralladura de limón, la levadura química, el limón y la naranja confitada y mezclar bien.


Elisenlebkuchen: Elaboración
Batir en un cuenco los huevos con el azúcar moreno y la miel, hasta conseguir una mezcla cremosa. Incorporar el ron y el Kirchs.

Añadir a la mezcla de ingredientes secos y volver a mezclar bien. Dejar reposar la masa 3 horas a temperatura ambiente.

Elisenlebkuchen: Elaboración



Colocar las obleas en una bandeja de hornear, separadas entre sí, unos 5 cm.

Extender porciones de la masa en el centro de cada obleas. Aplanar un poco con la mano o una cuchara para que llegue hasta los bordes (sin pasarnos). Deben quedar con un espesor de medio centímetro aproximadamente.


Elisenlebkuchen: Montaje


Dejar secar las lebkuchen ya preparadas en la bandeja del horno a temperatura ambiente, sin tapar, durante 24 horas. Este paso es imprescindible tanto para que no se desparramen al hornearlas, como para que se asienten los sabores.

Sobre algunas poner almendras crudas antes del horneado.

Elisenlebkuchen: Montaje


Hornear a 180º-190ºC durante 12-15 minutos, abriendo el horno 2 ó 3 veces durante el horneado.

Elisenlebkuchen: Horneado
Enfriar completamente. Mientras, preparar el glaseado de azúcar y la cobertura de chocolate.
Si una vez se hayan enfriado, las obleas no están crujientes del todo, volver a hornear las lebkuchen durante 3-5 minutos a 180ºC.

Cubrir, decorando cada lebkuchen con los glaseados de chocolate, glasa o incluso se puede utilizar una tercera cobertura de chocolate blanco.

Elisenlebkuchen: Glaseado de chocolate

Dejar que sequen bien las coberturas, antes de guardarlas en caja metálica.

Elisenlebkuchen

Las que ponen a la venta en Alemania desde el inicio del Adviento vienen presentadas en cajas metálicas decoradas como la que os pongo a continuación y que me han venido estupendamente para guardar las que hemos hecho en casa.


Caja de Elisenlebkuchen








Blogging tips