27 abril 2016

Pintxo de tortelloni relleno de ricotta con espinacas

Pintxo de tortelloni relleno de ricotta con espinacas

Hoy no hay complicación alguna a la hora de cocinar, y echando mano de unos cuantos tortelloni que sobraron tras la cocción, he preparado unos pinchos que bien pueden servir para una cena o para un picoteo, acompañando los tortelloni con un poco de tomate, aceitunas , alcaparras y unas anchoas que casi le restan protagonismo al famoso anillo de pasta italiana.
La gastronomía italiana es tremendamente variada y en cada región cada uno hace la receta come il suo papà e la sua mamma, bueno creo que como en todas las demás partes del mundo, así que ¿porque no iba yo a experimentar y presentar a la pasta en forma de tapa chip?

El llamarle tortelloni y no tortellini reside en que los segundos, mucho más pequeños, en la región de Bologna (de donde son originarios) solo se toman in brodo –o sea, en caldo, generalmente de gallo o gallina– y en ocasiones especiales. Los primeros los rellenan con mortadela, lomo de cerdo, calabaza o, en su preparación más tradicional, con queso ricotta de vaca y prezzemolo (perejil liso), mientras que los tortelloni es mas común verlos rellenos de ricotta y espinacas.

Están al alcance de todos desde hace ya un tiempo y se han dado bastante a conocer en todo el mundo, sobre todo por la facilidad de encontrarlos ya elaborados tanto en seco como refrigerados, listos para cocer y comer, como pasa con el resto de casi todas las demás variedades de pasta.

100 gr de tortelloni relleno de ricotta y espinacas
1 lata de anchoas en conserva
Alcaparras en vinagreta
100 ml de tomate triturado
1 diente de ajo
Aceite de oliva
Orégano
Aceitunas negras deshuesadas

Pintxo de tortelloni relleno de ricotta con espinacas
Cocer en agua hirviendo los tortelloni añadiendo un poco de sal y respetando el tiempo marcado por el fabricante.
Una vez en su punto, escurrir bien el exceso de agua.

Preparar la salsa de tomate. En una sartén, poner 1 cucharada de aceite de oliva y dorar ligeramente, el diente de ajo bien picado. 
Apartar del fuego y añadir 1 cucharadita de orégano o albahaca bien picada.

Montar el pintxo. Ensartar con un palillo de madera varios tortelloni ya cocidos, coronándolos con una aceituna negra deshuesada.
Ponerlos sobre un poco de salsa de tomate especiada y adornar cada pintxo con una anchoa  y unas alcaparras. Para terminar espolvoreamos con un poco de orégano o albahaca.



Blogging tips