28 marzo 2014

Pita con verduras asadas, queso feta y salsa tzatziki

Pita de verduras asadas, queso feta y salsa tzatziki

El pan pita es uno de los alimentos más antiguos cuyo origen se atribuye a Medio Oriente, especialmente a Egipto. 

Es un pan fermentado con levadura, de apariencia plana y de forma redonada u oval  cocinado en horno a muy altas temperaturas.
Se caracteriza porque una vez horneado se ahueca en su interior, el cuál puede ser rellenado con variedad de ingredientes. 
Etimológicamente, el nombre deriva de la palabra griega moderna πίτα, usada para designar “pastel” o “pan”.

Pita es su nombre occidental, si se visita otros países como Turquía o Arabia habría que denominarlo Pide o Khubz respectivamente. En Grecia se come con queso, con espinaca y papas, en Yugoslavia se sirve acompañado de carne y en Bosnia especialmente en las fiestas del mes de Ramadán se rellena con huevo. En Bulgaria, ya bajo una tradición más europea, sólo se come en ocasiones especiales ya sea para Nochebuena o como homenaje a un visitante para darle la bienvenida, en ese caso se sirve con miel.

En países de Latinoamérica se popularizó durante la fuerte ola de inmigración árabe y libanesa a principio del siglo XX, sobre todo en la costa norte de Colombia donde sirve de acompañamiento para comidas típicas como el kibbe, arroz con almendras o la panocha dulce barranquillera.
4 pitas
1 berenjena grande
1 calabacín
1 pimiento rojo pequeño
1 pimiento verde
1 cebolla dulce
2 tomates
1 bolsa de canónigos
1 paquete de queso Feta o en tacos para ensalada
Sal y pimienta
Aceite de oliva
300 ml de yogur griego
1 pepino picado
1 diente de ajo picado
Hojas de menta picadas
Sal

Pita de verduras asadas, queso feta y salsa tzatziki
De las Pitas
Si las pitas son compradas ya elaboradas, las tostamos 15 segundos y las abrimos con un cuchillo y si las hacemos nosotros, las mantenemos en lugar templado hasta la hora de servir.

Cortamos en rodajas: la berenjena, el calabacín, la cebolla, los pimientos y los tomates. Los asamos en parrilla, plancha o sartén con unas gotas de aceite de oliva, sazonamos y reservamos. Aliñamos los canónigos con un poco de aceite de oliva y cortamos el queso Feta en tacos.

Rellenamos las pitas con las verduras asadas, los canónigos y el queso Feta.

De la salsa tzatziki

Mezclamos bien pepino picado, sal, ajo picado, menta y yogur griego. Dejamos reposar en nevera 30 minutos.


salsa tzatziki


Servimos la pita acompañada de la salsa de yogurt. 

También podemos acompañar nuestra deliciosa pita con pechuga de pollo adobado en una mezcla de especias (pimienta, comino, cilantro, tomillo, mejorana, romero y ajo en polvo) y posteriormente frito a fuego lento.


Καλή σας όρεξη!
Como veo que os habeís quedado con ganas de cocinar y esta receta os sabe a poco os dejo a continuación la forma de elaborar vuestro propios panes de pita.

Ingredientes para el pan de pita

( 6 panes)
250 gr de harina de fuerza
140 ml de agua
5 gr de sal
15 gr de levadura fresca de panadero
20 ml de aceite de oliva
1 pizca de azúcar
Elaboración del pan de pita
En primer lugar tamizamos la harina junto al azúcar y la sal. Una vez tamizada, incorporamos el aceite de oliva y el agua poco a poco.

Añadimos ahora la levadura disuelta en un poco de agua.

Espolvoremos con harina nuestra mesa de trabajo y comenzamos a amasar hasta conseguir una masa elástica que poco a poco se irá volviendo menos pegajosa. La tapamos con un paño y dejamos reposar 10 minutos.

La amasamos un poco más, plegándola varias veces sobre sí y dándole golpes contra la mesa de trabajo. Hacemos una bola, la embadurnamos con un pelín de aceite de oliva y dejamos que doble su volumen durante aproximadamente 30 minutos.

Doblado el volumen, partimos nuestra masa en porciones de 60 gr ( nos saldrán 6 uds con este peso), hacemos pequeñas bolas con las porciones y tapamos de nuevo con un paño durante 5 minutos.


Estiramos cada porción con un rodillo de cocina, primero de arriba a abajo y luego a lo ancho, dejando la masa con un grosor fino de unos 4-5 mm. Volvemos a dejarla reposar 15 minutos tapadas con el paño. Precalentamos mientras tanto el horno a 240ºC.

Forramos nuestra bandeja de horno con papel vegetal y horneamos a 240ºC con calor arriba y abajo durante 6-7 minutos, veréis como se hincha la masa y se va ahuecando el interior.


Si las vamos a hacer para comer recién hechas es conveniente guardarlas entre paños limpios para mantener el pan de pita caliente y tierno.

Para comerlas hemos de hacer un corte o escisión en un lado y dentro poner el relleno de verduras o córtalo casi por la mitad, pero dejando siempre una unión entre ambas partes.

Si hacemos muchas se pueden congelar y siempre tendremos a mano este delicioso pan de pita.

En muchos comercios ya las venden prácticamente hechas (precocinadas). A menudo sólo hay que hornearlas o ponerlas en la tostadora unos minutos. Si antes las humedecemos ligeramente con agua aún quedarán todavía más crujientes.







Blogging tips